viernes, 18 de junio de 2010

Se acabó

Se acabó criticar al personal. Empieza una importante reforma de mi vida (y creo que de la de Almendra también, ¿verdad?).
Replantearse de vez en cuando qué demonios está haciendo una con su vida es muy importante y esto para mí es una gran gran noticia.